Cultivo del lúpulo: Propagación

Clonación o vía vegetativa:

Este sistema reproductivo garantiza multiplicar las mismas características de la planta original (en especial el sexo). Esto significa que si la planta original es hembra también lo serán sus descendientes por este medio. Estos medios de reproducción no adelantan ni aumentan en lo mas mínimo la cosecha, ni mejoran su calidad.

El primer año la planta puede dar un gran crecimiento, llegando fácilmente hasta los 3 o 4 metros, pero sin dar frutos. Será el segundo año cuando de su primera cosecha.

Rizoma o cepa:

El rizoma es el material mas utilizado para la reproducción del lúpulo. Se plantan al principio de la primavera y en menor medida a principio de otoño.

Otoño: Una vez cosechado el lúpulo se escarba en la planta (ha sido podada en el cosechado) y se corta la raíz o tallo con un corte limpio. Este trozo de tallo subterráneo se vuelve a enterrar.

Primavera: Al final del invierno o principio de primavera se escarba en la tierra para dejar al descubierto las raíces de la planta. Se cortan los tallos.

El rizoma puede plantarse bien horizontalmente o bien verticalmente (con la yema hacia arriba), enterrado a 2-4cm de la superficie. Deberá garantizarse la humedad del suelo evitando encharcamientos (en especial cuando se planta en primavera).

Estaquillado:

La estaca es un trozo del tallo, con yemas que se corta al final del verano (después de la cosecha del lúpulo) y se vuelve a plantar. Recomiendo usar tiestos para observar el progreso antes de plantarlo en el lugar definitivo. Es recomendable dejar mas de una yema en el tallo y cubrir todos los tallos completamente con la tierra. Así mismo se suelen hacer unos cortes longitudinales en la parte inferior para facilitar el enraizamiento.

Esqueje:

Las pruebas que he realizado con esquejes han sido positivas hasta mediados de mayo. Los esquejes realizados a partir de esa fecha no han prosperado, lo que no quiere decir que no sea posible ya que puede ser causa de una mala práctica por mi parte. Los he realizado de dos maneras, siempre con mas éxito de la primera de ellas.

1)      Como sabemos, se aprovechan 3 ó 4 tallos de cada planta. Son los que permitiremos que trepen por el cable, poste (trepa). Además de estos 3 o 4 tallos, pueden surgir mas brotes, que deben cortarse desde lo más bajo posible (con la mayor cantidad de raíz), escarbando un poco y trasplantándolo a un tiesto (para observar el progreso). De todas formas estos tallos o brotes sobrantes habrá que podarlos o eliminarlos igualmente. Esta operación conviene hacerla lo antes posible.

2)      Conviene podar ramas bajas que no serán productivas. Estas ramas bajas pueden utilizarse para reproducir la planta, plantándolas en un tiesto. El porcentaje de éxito será menor, pero muchas de ellas prosperarán.

En general, estos esquejes debieran permanecer en la maceta durante todo el año para que logren un buen enraizamiento (hasta la próxima primavera), pero los más tempranos podrían trasplantarse a su lugar definitivo en ese mismo verano, en mi caso el éxito ha sido del 100%. La maceta debe contener buena turba y tierra finamente cribada o arena. Deben guardarse en el interior, incluso en la sombra hasta que prenda bien, manteniendo humedad constante (sin encharcamientos).

Semilla o generativa:

Semillero de lúpulo
Semillero

Se entiende que es el método natural de reproducción. Mejor aclimatación entre las semillas que prosperen.

De las semillas pueden salir plantas de ambos sexos. Mayormente surgirán plantas femeninas. Yo he constatado que menos del 10% de las plantas propagadas a partir de semilla son masculinas. Las masculinas no las podremos detectar hasta que florezcan y seguramente esto no ocurra hasta el segundo año.

No todas las semillas prosperarán. De hecho yo solo he obtenido un éxito del 12%. Supongo que horticultores más experimentados y con mejores medios obtendrán mejores resultados.

El primer año, la planta puede llegar a crecer hasta dos metros (en mis pruebas, unas se quedaron en medio metro, pero la mayoría superó los dos metros), pero no darán fruto, el segundo año si que se obtendrá la primera cosecha.

Por mi parte no apliqué tratamiento de frío a estas semillas y esto puede ser la causa del escaso éxito obtenido. Paso a describirlo:

Debe ponerse las semillas en agua y desechar las que floten. Las aptas pasarán un día en agua tibia. El proceso de estratificación al que hay que someter a estas semillas tiene como objetivo simular el clima frío de donde es originario el lúpulo. Se colocan las semillas en el frigorífico durante mes o mes y medio. Se siembra en una maceta de tierra fina bien cribada y abonada (no enterrar mas de 5mm). Se mantiene la maceta o germinador en un ambiente cálido para que germinen (humedad si, sin encharcamiento). Parece ser que puede darse el caso de que algunas semillas necesiten hasta un segundo tratamiento en frío o estratificación (tengo mis dudas sobre esto último…).

Deja un comentario