“Lamiak” la cerveza de trigo. Receta

Nuestras cervezas de trigo, se llaman “Lamiak”. A todas ellas les damos el mismo nombre a pesar de que realmente las fabricamos de estilos diferentes. La que está actualmente en stock es una cerveza de trigo alemana (bávara).
Trigo alemana:
Agrupamos a cervezas de diferentes estilos, donde las mas conocidas en nuestro mercado son la Weizen y Weisse o Weissbier (es lo mismo) que es un estilo bávaro, con sus variantes en función del tostado de las maltas empleadas. Otro estilo que está cobrando importancia es la Berliner Weisse.



El trigo (la malta de trigo) tiene mucha menor cantidad de enzimas para la conversión de los azúcares durante la maceración que la cebada. Por eso en las recetas de trigo siempre se usa un porcentaje de malta de cebada. Por establecer un criterio, podríamos considerar que una cerveza de trigo, corresponde al estilo cuando el 20-30% de su grano es trigo (crudo y/o malteado). Y no aconsejo elaborar cervezas de trigo con mas de un 60% de este grano, creo que un 40-50% de trigo es correcto para estos estilos.



Los aromas a clavo y plátano, característicos, en esta cerveza, provienen del uso de cepas especificas de levadura. Pero perfectamente podemos usar las levaduras que empleamos habitualmente en nuestras cervezas ale; Mas aún cuando elaboramos cervezas de trigo con maltas tostadas, ahumadas o hacemos una cerveza muy lupulizadas o cuando queremos hacer una cerveza de trigo de estilo americano “American Wheat Beer”.

El metodo “preferible” para la elaboración de este estilo es la “decoción”; este sistema nos ofrece la posibilidad de trabajar mas los sabores de la malta, y ayuda a reducir la turbidez (tanto fría como caliente). Pero si al principio no queremos complicarnos la vida, podemos aplicar el método de maceración simple macerando a 67ºC. Si que aconsejo, en este caso especialmente, hacer un último reposo de 10 minutos a 77-80º, para descomponer el grano y facilitar el filtrado.
He aquí una receta:
ya sabéis que podéis encontrar ingredientes para esta receta en la fábrica Etxeandia de Urduliz

Deja un comentario