malta Etxeandia

Contaminaciones: Moho

Aspergillus niger o “moho negro” es un hongo muy común en instalaciones cerveceras. Las condiciones óptimas de cultivo son a una temperatura entre 35 ° C-37 ° C pero es capaz de desarrollarse a temperaturas de 6º a 47º y un pH entre 1,5 y 9,8; Esto hace que sea un micro-organismo muy difícil de erradicar en una cervecería, donde se dan las condiciones óptimas para su desarrollo, y la limpieza frecuente es el mejor remedio para mantenerlo a raya.

En las fábricas de cerveza el Aspergillus n. se encuentra más comúnmente en las áreas de fermentación y almacenamiento de la cerveza, sobre todo en los puntos donde se da condensación. Aunque la presencia de esporas de moho en la cerveza envasada, que normalmente no dañan el producto, puede ser un indicador de la falta de higiene, y hay que tener siempre presente que hay gente alérgica a Aspergillus n.
Un almacenamiento deficiente de la malta (humedad) puede ser el origen de contaminación o infección de la misma por moho. Esto reduce la calidad de la misma y y confiere mal sabor a la cerveza. Mantener limpia la zona donde está la malta, elevada del suelo y controlar la humedad del espacio, son los mejores remedios para evitar el daño de la malta.

Deja un comentario