APUNTES SOBRE LEVADURAS (y I)

Los seres humanos tratamos de atribuir características humanas a otras especies, objetos e incluso organismos unicelulares, como las levaduras. A esta cualidad la llamamos antropomorfismo. Suelo escuchar amenudo frases como las siguientes:

Yo prefiero hacer el starter con el mismo mosto con el que luego voy a fermentar, para que las levaduras vayan “acostumbradas”. A las levaduras Lager les gusta el frío, no conviene que trabajen en temperaturas elevadas. O, es preferible hacer el starter a la misma temperatura que de fermentación, para que las levaduras no se extresen y no muten.

¿Cuanto hay de verdad y cuanto de antropomorfismo, en todo lo hablamos alrededor de las levaduras?

Hay otros cerveceros, por el contrario, que tratan a las levaduras como si fueran programas informáticos: siempre inmutables. Responden de igual manera siempre y son totalmente predecibles.

Pués ni una cosa ni otra. Es necesario que los cerveceros vayamos familiarizándonos con el comportamiento de las levaduras. Las levaduras son una parte fundamental en la elaboración de cerveza, de hecho son realmente las que hacen el trabajo y son nuestras “trabajadoras” que convierten el mosto en cerveza.

¿Qué hace la levadura mientras fermenta? Se alimenta de los azúcares del mosto, primero convirtiendo los azúcares más complejos en monosacáridos (invertasa) y luego convirtiendo estos azúcares en nuevas células (se reproduce), en etanol y en CO2 y compuestos de sabor.

Las fases de la fermentación pueden dividirse en tres:

Fase de retardoFase de retardo: primeras 18 horas. La levadura inicia un proceso de aclimatación al medio. Capta minerales y aminoácidos (nitrogeno) del mosto, que son indispensables en la reproduccución. Hay quien aporta minerales y nitrógeno al mosto para ayudar a las levaduras en esta fase, pero la malta debiera ser suficiente. Las levaduras consumen mucho oxigeno en esta fase, es por esto que el mosto debe estar bien oxigenado. La fase de retardo puede hacerse a una temperatura mayor de la normal. La aceleraremos. No hay riesgo de que se produzcan compuestos de sabor indeseados, porque en esta fase la producción de los mismos es mínima. En esta fase no observaremos ninguna actividad en el fermentador, tranquilos…. Dejadles trabajar… es una fase muy importante cara a la reproducción de las levaduras que van a fermentar nuestra cerveza. Una opción para acelerar el proceso es añadir muchísima levadura, tanta que no sea necesario que se reproduzca, pero el estado de salud de todas esas levaduras al final del proceso no será el mas deseable.

Fase de crecimiento: Los primeros 4-5 días. La levadura empieza a consumir los azúcares y se crea una capa o tapa de levaduras en la parte superior del fermentador (en las Lager también, pero menos). La reproducción es exponencial. Durante esta fase se crearan los principales compuestos de sabor. Las levaduras se alimenta primero de la glucosa y la fructosa y van convirtiendo la maltosa y la sacarosa en monosacáridos para ir alimentándose de ellos seguidamente. La maltotriosa cuesta mas y de hecho existen cepas de levadura que no pueden asimilar la maltotriosa. El control de la temperatura es importante en esta fase, porque ello determinará los compuestos de sabor.

Fase de acondicionamiento: de 5 a 10 días. La reproducción de levaduras se ralentiza y la levadura entra en una fase estacionaria de crecimiento. La capa de levadura de la parte superior del fermentador cae y empieza a depositarse en el fondo (flocular). Algunas cepas de levadura caen antes de tiempo, así que puede ser necesario “despertarlas” agitando el fermentador durante los últimos días de la fase anterior y los primeros de esta. He observado que una misma cepa de levadura tiene distintos comportamientos en este sentido si ha sido reutilizada en varias ocasiones o no. Las levaduras reutilizadas obtienen una densidad final mas baja, sin necesidad de ser “despertadas”. El frío ayuda a la floculación, así que en los últimos días de esta fase podemos ir bajando la temperatura del fermentador (gradualmente) para forzar la floculación. A nivel de casa podemos permitirnos que la floculación se complete en las botellas.